Cerramos por vacaciones del 19 de junio al 8 de agosto, ambos inclusive

By

ESTE VIERNES QUEREMOS BRINDAR CONTIGO POR EL 2018

 

En el retorno de nuestra mesa larga con “Los guisos y potajes de los viernes”, un viejo conocido nuestro, con el que ya hemos brindado otros años, Dominio de la Vega Expression, será el protagonista al comienzo: con él nos felicitaremos el 2018, mientras degustamos aperitivos acordes con este fantástico cava valenciano de Requena. Seguiremos con otro vino que ya conocemos bien (los que recordéis la paella que elaboraron Emilio y Gerardo un viernes de la temporada pasada, lo recordaréis), Paraje Tornel, también de Bodegas Dominio de la Vega y elaborado 100% con uva bobal, la uva de moda de aquí a poco tiempo, perfecto para acompañar nuestro primer cocido maragato de esta temporada. Remataremos nuestro “festival” enológico y gastronómico de este viernes, como no podía ser de otra manera, homenajeando a los Magos de Oriente con roscos de reyes de nata y trufa. Como siempre a las 15:00 h., y por 13,00 €. Reserva ya tu silla. Te esperamos.

By

DE AUTÉNTICO PLACER

 
De auténtico placer podemos calificar el mediodía de ayer en nuestro establecimiento. Emilio Expósito, Presidente el Consejo Regulador de la D.O. Utiel-Requena y presidente y copropietario de Bodegas Dominio de la Vega, nos deleitó con una paella a la que no le cabe otro calificativo que extraordinaria. Auxiliado por Gerardo, Abel y Miguel, todos pertenecientes a esta bodega, nos mostró cómo se elabora este plato tan valenciano y español. La planta baja de la Abacería se llenó hasta la bandera para degustar, previamente, un picadillo de mojama de atún, el queso puro de cabra de Hoya de la Iglesia y unas longanizas con Denominación de origen de Requena, todo ello acompañado por el cava brut reserva Dominio de la Vega, pasando tras esto, a un tinto de uva bobal, Paraje Tornel, que fue el maridaje perfecto para este arroz con conejo, pollo, habichuelas y garrafón elaborado por Emilio. Estas son algunas imágenes del evento, en las que se aprecia, claramente, que no hubo lugar para el aburrimiento.